archivo

Guggenheim

Cai Guo-Qiang es ampliamente reconocido como uno de los artistas más importantes y chéveres de la escena contemporánea, que ha emergido de la China post-revolucionaria.



“El propósito principal al hacer arte es divertirse y redefinir la naturaleza de los objetos. Dónde están los límites cuando un objeto se convierte en una obra de arte?”  // “The main purpose in making art is to have fun and to redefine the nature of objects. Where are the limits when an object becomes a work of art?”

Este último cuestionamiento que hace el artista, suele ser uno de los temas más discutidos en la contemporaneidad con respecto a ciertos artistas y obras. Qué puede considerarse una obra de arte y qué no, cómo discernimos y descartamos qué puede considerarse ARTE. Es realmente abrumador y difícil de responder, pero no imposible. Y Cai definitivamente superó este cuestionamiento, demostrando que grandes obras pueden ser logradas con desechos, elementos de la naturaleza, objetos confiscados en aeropuertos, entre otros miles de objetos.

↑   La alegoría de los 99 lobos  

Cai empezó a experimentar con el uso de la pólvora, buscando albergar más espontaneidad en su obra como reacción al carácter opresivo y controlado del ambiente social de China y sus tradiciones artísticas.

El artista nació en el año 1957 en la ciudad costera de Quanzhou, en la provincia de Fujian, China. En 1986, se muda a Japón, país en el que reside por 10 años. Período en el cual profundizó su investigación sobre las propiedades de la pólvora en sus dibujos, que le condujo a experimentar con explosivos y pirotecnia en una escala monumental.
 Proceso de utilización de la pólvora:

 Desde mediados de los años noventa sus obras han reflejado un creciente interés en conflictos sociales y en otros sucesos contemporáneos. Cai se mudó, finalmente en 1995, a la ciudad de Nueva York, donde reside y trabaja hoy en día.

Instalaciones en el Guggenheim:

El artista en acción:
Increíble, no?
para mucha + info: www.caiguoqiang.com
Anuncios
Es la primera exposición individual de Beatriz Milhazes en America Latina -fuera de su país- y se encuentra en el Malba hasta el 20 de Noviembre. 
Consta de 30 obras de la artísta (nacida en 1960 en la ciudad de Rio de Janeiro, donde actualmente vive y trabaja), las cuales fueron producidas en los últimos diez años, y se conforma de piezas que provienen de colecciones privadas de Brazil y Estados Unidos, incluyendo obras prestadas por el Guggenheim Museum. 
En los años 90, Milhazes comienza con una tecnica similar a la calcomanía, utilizando distintas capas de color y “esquematizando” sus obras, combinando esto con sus antiguos collages y el uso de serigrafias.
“Hasta 1996, yo era exclusivamente una pintora, y la pintura permanece en el centro de mi arte; pero no puedo pintar todo el tiempo. Necesito tomarme descansos, aunque nunca me gusta dejar de pintar del todo” 

Su arte irradia energia por medio de los colores y de las formas: flores, circulos, espirales, geometrias exactas; todos ellos generan espacios dentro de espacios, creando un mundo aparte en cada una de sus obras!
Éste estilo destaca las influencias (reconocidas por la artista) de Herni Matisse, Piet Mondrain y Sonia Delaunay.
No se la pierdan!!!!!!!!
 ¡¡¡¡Fantastica y super chévere, para llenarse de energías positivas e inspiracion!!!